La Estructura de la Personalidad y del Carácter de Donald Trump

Estándar
La Estructura de la Personalidad y del Carácter de Donald Trump

donaldtrump

Artículo Tres:

La Estructura de la Personalidad y del Carácter de Donald Trump

<a href=”http://mx.ivoox.com/es/estructura-personalidad-car-cter-donald-audios-mp3_rf_16552688_1.html&#8221; title=”La estructura de la personalidad y car??cter donald trump”>Ir a descargar</a>

Por José L. Stevens
http://www.thepowerpath.com

Traducción: Marcela Borean

Ahora echemos un vistazo un poco más a los actores de nuestra película. En nuestra película de realidad virtual cada personaje tiene una personalidad y el guión les pide que aprendan ciertas lecciones, tal vez para aceptar más o para discernir mejor, para acelerar o ralentizar su crecimiento con el fin de concentrarse más en esta o aquella lección. Por lo tanto, si el personaje necesita aprender sobre el liderazgo, automáticamente se auto-otorgarán rasgos de personalidad consistentes con esa meta o consistentes con otros objetivos. Este personaje en nuestra película, el Sr. Trump, ha optado por aprender algo sobre el liderazgo y por lo tanto ha adoptado una meta de dominación, un modo de agresión y el pragmatismo como actitud. Si no iba a dirigir de alguna manera, ¿tendría esta combinación de rasgos de personalidad o capas tan desafiantes? Si hubiera planeado ser un soldador, un fontanero, un peluquero o un granjero, ¿habría elegido estos rasgos? No, no lo habría hecho. Él tiene los rasgos que se ajustan al papel que está jugando, tal como todos.

Cada rasgo de personalidad tiene un polo positivo y un polo negativo, los que le otorgan al actor opciones sobre cómo puede usar estos rasgos. Uno aprende de cualquier de las dos maneras, cómo ser eficaz o cómo no serlo. Las almas más jóvenes tienden a aprender más estando en sus polos negativos. Las almas mayores tienden a aprender más estando en sus polos positivos. Esto se debe en parte a que la experiencia hace que una persona sea más eficaz y porque las lecciones kármicas más difíciles se aprenden en las edades más jóvenes del alma.

Como Donald Trump se ha convertido en el presidente electo voy a enfocarme en su estructura de personalidad, porque eso es de mayor interés para la gente ahora que la votación ha terminado. Antes de lanzarme a ello, voy a hacer varias declaraciones generales sobre la estructura de personalidad de toda la gente. En primer lugar es útil darse cuenta de que hay un número finito de rasgos para elegir. Hay siete roles, siete metas, siete modos, siete actitudes y así sucesivamente. Están diseñados para mezclarse y combinarse tal como se forman los diferentes personajes en el clásico juego de cabeza de papa, donde se crean nuevos personajes con narices, orejas, ojos, sombreros, etc.

Las combinaciones diferentes y únicas son las que hacen que la gente se vea y se comporte de manera tan diferente. A pesar de que esto significa que algunas personas pueden resultarnos difíciles de llevarnos bien con ellas, esto sucede para hacer el mundo diverso y altamente interesante.

Ahora echemos un vistazo a la estructura de personalidad de Donald Trump por un momento para tratar de entenderlo, comprendiendo que su personalidad no es un accidente. La personalidad de nadie es un accidente. Cada uno de nosotros está diseñado muy específicamente para lograr ciertos objetivos del alma o de la esencia.

Donald Trump es un rey de 5to. nivel joven u orientado al éxito, con un objetivo de dominación y un modo de agresión. Este modo determina cómo maneja su dominación. También está centrado en el movimiento y tiene una actitud pragmatista.

Aquí están los polos positivos y negativos de sus rasgos más prominentes:

Rey + maestría – tiranía

Dominancia + liderazgo – dictadura

Agresividad + dinamismo – beligerancia

Pragmatismo + eficiencia – dogmatismo

Centro Motor + productivo – frenético

Cuando una persona se mueve en el polo positivo de su actitud tiende a moverse hacia todos los polos positivos de sus rasgos de personalidad. Lo mismo es cierto cuando se mueve en el polo negativo de su actitud, se mueve hacia todos los otros polos negativos. Miren todos los polos positivos en la lista de rasgos de personalidad de Donald Trump y podrán ver que este tipo de persona podría ser un líder bastante dinámico. Miren todos los polos negativos y podrán ver que este tipo de persona también podría ser muy peligroso y egoísta en un rol de liderazgo, dependiendo de cómo utilice sus rasgos.

La combinación de la dominación con el modo de agresión, centro motor e impaciencia es lo que tiene a algunas personas preocupadas. Esto es lo que hace al Sr. Trump impulsivo y aparentemente impredecible. A las personas de centro motor les gusta ser productivamente activo, son los hacedores, pero la impaciencia añadida a la mezcla significa que se sienten frustrados por otros a los que sienten demasiado lentos y el modo de agresión quiere agitar las cosas a través de la beligerancia y sin pensar las cosas detenidamente. Esto puede dañar las relaciones y crear una crisis repentina.

Estas son sólo observaciones generales y posibilidades para el Sr. Trump. Él tiene opciones y nadie puede predecir si él decidirá actuar desde sus polos positivos o sus negativos. Sin embargo, hay tendencias que son advertencias parpadeantes.

Estar en el quinto nivel de la etapa orientada al éxito significa que es algo excéntrico y tiende a atraer la atención hacia sí mismo con el extraño cabello naranja, sus twiteos en medio de la noche, y su reactividad combustible. Como mencioné en un artículo anterior, él tiene una estructura de personalidad similar a Alejandro Magno y otros líderes mundiales, sin embargo hay también diferencias importantes. Las diferencias principales son que Alejandro tenía el poder como modo y Trump tiene el de agresión. Alejandro era un idealista y Trump es más pragmático. Su pragmatismo se centra principalmente en hacer lo que tiene que hacer de la manera más eficiente y efectiva posible para ganar. Esto ha funcionado para él una y otra vez. El pragmatismo hace que una persona sea eficiente, pero también puede hacerlos dogmáticos en el polo negativo, y allí es donde insisten en que tienen razón. “Conozco el camino mejor y más rápido. Salgan de mi camino y déjenme a mí.” Finalmente, Alejandro era un rey joven de 7 º nivel u orientado al éxito y Trump es un joven de quinto nivel, orientado al éxito. El 7 º nivel es más propenso a la maestría, mientras que el 5 º nivel es más propenso a ser un de alguna manera entretenedor y / o notorio.

Ahora tengan en cuenta que Donald Trump no es perverso ni malvado. Él es simplemente quien es como alma joven. Tengo compasión por él. Su camino como presidente no llevará a la alegría, porque ha elegido un momento extremadamente difícil para ser presidente. Tengo que reconocerlo. Él tuvo una intención muy fuerte y, aunque se portó horriblemente durante la campaña, su intención se manifestó porque fue tan porfiado al respecto. Después de todo, él tiene la exuberancia de un muchacho joven. Las almas mayores tienden a juzgar a las almas más jóvenes como inapropiadas y, por supuesto, estas almas mayores sólo están tratando de pedir un buen liderazgo y estándares más altos. Cuando vemos a los jóvenes actuar suelen ser inapropiados. Se pavonean, se jactan, exageran, mienten, y harán cualquier cosa para ganar. No tienen misericordia el uno por el otro, así que por qué estar sorprendido de que Trump actúe de la manera que lo hace y tenga admiradores que también son almas más jóvenes y comparten sus valores. Están impresionados por sus maneras y su éxito. Quieren ser algún día como él también. Todos están tan contentos de que se está deshaciendo de todas las reglas que los padres han establecido. Ahora pueden correr salvajes, qué divertido. Todos hemos estado allí y algunos de nosotros sabemos que, más allá de la fiesta, esto nunca termina bien.

Es difícil recordar que cada uno de nosotros es responsable de lo que sea en lo que se convierta nuestra realidad, cualquiera sea nuestra visión, sin importar lo mucho que nuestras personalidades protesten diciendo que nosotros no hicimos eso. Tal vez fue poco sabio permitir que se convirtiera en presidente alguien que, aunque tiene más de setenta años, emocionalmente tiene unos nueve o diez años y luego esperar que se comporte con los valores de una persona mucho mayor. Esa es mala nuestra. Usted puede decir: “Bueno, yo no lo elegí”, pero eso no sería verdad en un sentido más profundo, así de odioso como suena. Incluso si un gran número de personas no votaron por él, todos lo soñaron como presidente, nos guste o no.

Bien, así que volvamos a su dinámica de personalidad para entender cómo se comporta bajo estrés. Los obstáculos de una persona o los patrones de miedo tienden a salir y tomar el control cuando están bajo estrés. Como todos los seres humanos, los obstáculos de Donald Trump o los patrones de miedo se interponen en su camino y le causan algunos problemas. En su caso tiene miedo de no ganar, de no tener éxito, porque esa es la orientación de todas las almas jóvenes. Como muchos de ustedes saben por artículos anteriores, hay siete patrones de miedo principales y cada persona puede luchar con varios o incluso con todos ellos. Son autodepreciación, arrogancia, impaciencia, martirio, avaricia, autodestrucción y terquedad.

En el caso de Donald Trump, tiene cinco con los que lucha. Tiene el obstáculo de la arrogancia, una tendencia hacia el narcisismo, con el temor subyacente de que no es bastante bueno. Así que la portada es: “Mírenme todos. Soy el más grande y puedo resolver todo.” Esto es por supuesto poco realista, ya que nadie puede resolver todo y nadie es el más grande. Todo el mundo es genial a su manera. También tiene cierta impaciencia, como la mayoría de los neoyorquinos, el miedo a quedarse sin tiempo. Por eso se puso tan impaciente durante los debates y, debido a su centro motor, fue vagando por todo el escenario. La impaciencia se desliza hacia el martirio y debido al deslizamiento hacia el martirio tiene la tendencia a quejarse fuertemente de que no es justo cuando no puede salirse con la suya. Este es el miedo de acabar con una víctima, así que la pantalla es culpar a todos los demás y atacarlos. Definitivamente hay codicia, el miedo a que nunca haya lo suficiente, y autodestructividad, la tendencia a dispararse en el propio pie justo cuando todo parece ir bien para él. Este es el miedo a la pérdida de control, y definitivamente lo hace de manera regular. Así que vemos que Donald Trump es un ser humano como todos nosotros, luchando con las fortalezas y limitaciones de su personalidad.

Los obstáculos siempre están basados en el miedo y llevan a una persona a sus polos negativos. Los polos negativos producen exactamente lo que la persona más teme. Así la codicia produce pérdidas, la arrogancia produce humillación, la impaciencia produce el tener que esperar, la terquedad produce tener que doblar el lomo y así sucesivamente. Ser presidente viene con todos estos desafíos.

Ahora concentrémonos un momento en el papel de Trump. Él es del tipo rey y ellos son el 1% de la población. Hay muchos reyes famosos, incluyendo esta lista corta para que puedan percibir la tipología.

Sean Connery, Russell Crowe, Kate Blanchett, Katherine Hepburn; Madonna, Adele, Patrick Stewart, Alex Guinness, Mussolini, Lenin, Stalin, Hitler, Kubla Kahn, Genghis Kahn, Carlomagno, la reina Isabel I, John F. Kennedy, Mitt Romney, Rudy Giuliani y Sarah Palin. Algunos de estos eran o son almas viejas, algunas maduras, algunas jóvenes, e incluso hay un rey de alma bebé enumerado aquí. A ver si puedes distinguirlo/a. Todos tienen una extravagante, a menudo majestuosa, personalidad de “no te metas conmigo”. Tienen presencia y carisma, son influyentes y tienen cualidades de liderazgo. Algunos han sido tiranos y algunos han sido líderes benevolentes y todos han sido o son impresionantes e incluso magistrales en su manera de encarar sus objetivos y metas. Esa es la naturaleza de ser un rey. Puedes mirar a través de la tabla en esta lista y ver las posibilidades más oscuras y las más positivas. Todo el mundo tiene la opción de usar sus habilidades. Eso es lo que la nación espera y tiene a todos en el borde de sus asientos preocupándose o esperanzados.

Aquellos reyes que han sido tiranos, por ejemplo Stalin, Lenin y Hitler, eran todas almas jóvenes de reyes orientadas al éxito y todas ellas tenían la dominación como su meta. Así es como llegaron a donde querían ir. Hitler también tenía el modo de agresión. Repitiendo de nuevo, ya que cada persona tiene libre albedrío en cuanto a sus opciones, anhelo que Trump opte por hacer las cosas de manera diferente de aquellos tipos de rey. Hasta ahora no lo hemos visto como presidente. Lo que hemos visto es el comportamiento de un hombre de setenta años en diversos escenarios, negocios, manifestaciones, medios de comunicación y campañas. La mayoría de los hombres de setenta años no cambian drásticamente de la noche a la mañana respecto a cómo eran la semana pasada o el mes pasado. Por lo tanto, a quién hemos visto es probable a quién obtendremos. Si su rabieta sobre el recuento de votos es algún tipo de indicador, el país no está camino a un viaje agradable ni muy civil.

Siendo un rey dominante, Trump no puede dejar de querer ser el alfa y demostrar dominación completa sobre otros, eventos, situaciones y ubicaciones incluyendo países. Los reyes tienden a ser perfeccionistas y quieren que todo funcione de acuerdo a sus exigentes normas. Trump no está orientado hacia la literatura o los libros ni tiene su propia computadora. Después de nunca haber ocupado un cargo es alguien básicamente sin educación en la mayoría de las áreas sobre el gobierno, excepto para los negocios. Mientras que algunas personas ven esto como un activo, muchos lo ven como una gran responsabilidad. Él no persigue el conocimiento, y parece que no puede distinguir entre lo que es verdadero y lo que no. Él tiene una tendencia a decir escandalosamente cosas falsas en su mayoría para atraer a los medios de comunicación y distraerlos de algo en lo que no quiere que se enfoquen, como las 75 demandas legales en su contra y / o el hecho de que no ha revelado sus declaraciones de impuestos o detalles sobre las ilegalidades de sus organizaciones sin fines de lucro. Estos detalles tienden a ser excavados por los periodistas que luego incurren en su ira. La verdad no es una alta prioridad para él, siempre y cuando se salga con la suya. ¿Esto no parece ser como un niño en edad temprana de unos nueve o diez años?

Si tienes diez años de edad realmente no tienes tu propia opinión sobre muchas cosas que no conoces. Simplemente sigues lo que tu padre y tu madre piensan o lo que otras personas que admiras han dicho. El historial de Donald Trump demuestra que en realidad no tiene su propia ideología. Ha cambiado entre Republicano y Demócrata de manera indiscriminada porque él realmente no se preocupa mucho por las cuestiones. Lo que es importante para él es que gana dinero y ayuda a sus amigos más cercanos a ganar dinero. Esa es su América y lo que quiere hacer grande de nuevo. Es dudoso que cumpla todas sus promesas de campaña. En su mayor parte sólo eran para que lo eligieran. Esto ya está sucediendo a través de su elección de las élites para su gabinete. Sus amigos tenderán a parecerse a él. Ellos no serán negros y no serán homosexuales y no habrá muchas mujeres, sólo símbolos. ¿Por qué? Porque en su mente están del lado perdedor de la vida y él quiere ganar. Es un club de los muchachos blancos de almas jóvenes. Si eres leal, eres bien recompensado. Si no lo eres, serás castigado y desterrado. Con los reyes, las cabezas ruedan. Basta con mirar a Chris Christie para ver eso. Veremos muchas cabezas rodar no prontamente. Quizás su administración se vea como una puerta giratoria, a medida que los miembros del gabinete y los asesores luchen por establecer su lugar junto al rey. Estás despedido.

Con toda justicia, la mayoría de los líderes en este mundo han sido y son almas Jóvenes porque están interesadas en acumular riquezas materiales, poder, fama e influencia. A pesar de su inmadurez, al final algunos han sido muy buenos líderes. Otros, bueno, sin comentarios.

El próximo artículo cubrirá el resto del elenco de personajes: asesores y gabinete.

© 2016 All rights reserved. http://www.thepowerpath.com

Las traducciones de los artículos de José L. Stevens pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado para el en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: La Estructura de la Personalidad y del Carácter de Donald Trump — Humanidad Krística | Curación del Alma – Emisaria del Amor y la Paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s