OM RAAM MIKHAEL AIVANHOV Y EL ESPÍRITU MIKAELICO

Estándar

CONCIENCIA KRÍSTICA

Miércoles, 17 de octubre de 2018

OM RAAM MIKHAEL AIVANHOV Y EL ESPIRITU MIKAELICO

 


Queridos hermanos y hermanas, estoy muy contento, lleno de alegría y de felicidad de acogeros de nuevo después de algunos meses.
 
Soy Omraam Mikhaël Aïvanhov, os aporto como siempre mis bendiciones, mi Fuego y todo mi Amor. Como de costumbre, tomemos unos instantes para acoger el Fuego divino… ¡Vamos allá!
 
…Acojamos…
 
 
¡¡Vaya semanas más intensas, cierto! Cada uno en el lugar donde se encuentra su proceso. ¡Que sea recibiendo cada vez más el Fuego de Vida Eterna, o bien haciendo sus últimas depuraciones, o las dos al mismo tiempo ¡cierto!
 
Así como podéis observar, tanto a escala planetaria como individual, en cada gran Efusión de Luz, hay una respuesta y una reacción, si se puede decir, de la sombra y de lo mantenido adormecido aquí, sobre la Tierra.

 

¡Entonces todo es un juego, podríamos decir de ping-pong ¡cierto! ¡puesto que la Luz, abriendo y penetrando, también debe dejar evacuar todas las densidades, todas las concepciones y todas las vibraciones de la antigua vida. ¡Es el proceso!
 
¡Por ejemplo, como algunos de entre vosotros lo sabéis, desde 2008, habíamos anunciado una caída del sistema económico mundial, y ha sido exactamente así! Pero debido a estos «vaivenes», las Efusiones de la Luz y las reacciones subsecuentes de la sombra, y como podéis verlo, el sistema continuó trabajando, cierto. ¡Y ha sido como la reanimación de un moribundo! ¡Desde luego, se quedó en urgencias, con la respiración asistida, porque efectivamente, si antes de esto era un espejismo, ahora no es más que un fantasma, que está a punto de desaparecer!
 
Hoy, no os vengo a explicar nada en concreto, si no para iniciar la nueva temporada aquí en el Corazón del Fuego Blanco, para animaros a seguir en pie, a seguir así continuamente. Ya la victoria de la Luz había sido anunciada y proclamada desde hace más de 50.000 años, y es asegurada desde más de 30 años. Por lo tanto no os inquietéis más de nada, ni por lo que sea, y lo que veáis sobre el planeta.
 
La Luz ya ha ganado, y esto sólo es un tiempo añadido. ¡Entonces algunos podrían pensar que es a causa de la ventaja de la sombra, pero no es así, porque finalmente todo el mundo trabaja para la Luz, cierto! Y así como lo explicamos con la visita de Lamiram y los hermanos de Agartha, esto nos conduce a un gran Despertar colectivo de las almas que estarán en situación de fusionar con el Espíritu.
 
Fue una gran bendición este encuentro con los hermanos de la Intra-Tierra de Bulgaria. ¡Sabed que se acerca cada vez más el momento en que nos presentaremos, cierto! Ellos continúan jugando el papel de guardianes y ajustando las líneas electromagnéticas. Y ahora que muchos de entre vosotros, en la superficie, que estáis en una vibración elevada de 5ª dimensión, es muy probable que tengáis la posibilidad de visitar las ciudades de la Intra-Tierra, antes de los últimos momentos de Revelación, para así establecer un lazo cada vez más estrecho, y a fin de efectuar un nivel longitudinal, aquí sobre la Tierra, y la re-conexión de todos los Espíritus Libres. Estas re-conexiones provocan grandes explosiones de Amor, que a la vez permiten una bajada aún más poderosa de la Luz y una instalación total de la Verdad sobre la Tierra.
 
Hoy, vengo a iniciar esta temporada, donde tendremos una densa presencia del Espíritu Mikaëlico. Así como algunos ya sabéis, yo mismo y nuestro amigo Steiner, hablamos que la Era que ha llegado, era la Era Mikaëlica. La Era Mikaëlica significa la instalación del orden y la rectitud de la Luz Auténtica, así como la rectificación del eje de la conciencia, y normas vibratorias y geométricas que permiten la manifestación del Amor del Padre, y del Amor Crístico.
 
Así que, en el curso de estos meses, tendremos la participación de aquel que hemos nombrado el Espíritu Mikaëlico, que está formado por el Arcángel Mikaël, por los Ángeles del Orden Mikaëlico y un cierto número de conciencias vinculadas a la energía Mikaëlica, que os aportará esta Presencia, con el fin de establecer con toda seguridad, de modo que seáis como una roca y un apoyo para todo lo que deba ocurrir en lo sucesivo, aquí sobre la superficie de la Tierra.
 
Así como os explicaron los hermanos de Rila y Lamiram en el último de los cuadernos, vamos a hacer una instalación de la Luz hasta el Sacro, haciendo el silencio del estómago. Como recordaréis, el bien-amado Bidi, habló del «saco de alimento». Este saco; se refiere al conjunto de la energía vital; que es cuando trabajáis exclusivamente a partir de la energía inconsciente de la zona del vientre. Por consiguiente, cuando la energía vital se calme, entrando en un punto neutro, y haciendo un silencio pertinente en el estómago, esto permitirá la activación del Sacro.
 
Entonces el «saco de alimentos» será reemplazado por el silencio, por el Templo Sagrado que es el cuerpo de Eternidad que desciende aquí abajo, sobre la Tierra.
 
Entonces pues, hacemos un punto de Acogida del Espíritu Mikaëlico hasta el Triángulo de Fuego del Sacro…
 
…Acojamos…
 
 
¡¡Vaya cambio, cierto! sólo es de un instante a otro que pasáis directamente de los filtros vitales y de las capas del alma, a la Presencia del cuerpo de Eternidad. ¡Es prácticamente instantáneo! Entonces os animo a practicarlo cuando podáis. De hacer el silencio del vientre y dejar descender el Espíritu al Triángulo de Fuego del Sacro.
 
¡Y en el curso de esta temporada, y de los meses que vienen, vamos a dar pasos de gigante! Vamos a dar un paso de gigante por la aparición del Espíritu de Verdad en vuestros Corazones, en vuestras Coronas de la Cabeza. Tendremos como siempre muchos invitados. Me parece que esta vez habrá más Arcángeles que os visitarán, con el fin de pintaros con todos los colores, para estabilizar el Blanco, porque en general para la mayoría de entre vosotros, aunque os falten algunos colores. Por colores quiero decir; el aspecto vibratorio del cuerpo de Eternidad.
 
Así que, iremos consolidando todos los colores por la vibración de los Arcángeles, para establecer lo Blanco. Daremos un paso de gigante, yendo simplemente a las cosas más elementales, porque no se puede construir una casa sobre la arena movediza. Y esta arena movediza es todavía vuestros miedos y dudas.
 
La Era Mikaëlica, os pide una confianza absoluta, una fe absoluta, un don absoluto a la Luz Auténtica y a la voluntad del Padre celestial y la Madre divina. Que no es más que la realización del Reino de los Cielos en cada uno de entre vosotros, y en toda nuestra querida Gaia.
 
¡Ya es hora de dar un gran salto, un paso de gigante! Y que estéis siempre presentes en la conciencia del cuerpo de Eternidad. En el curso de estos últimos años, integrasteis la Luz, y seguramente observasteis desde la personalidad, diferentes limpiezas elementales en vosotros y en todas partes sobre la Tierra.
 
Interesándoos y según lo que pasa aquí y allí, lo que le pasa al Sol, y cuánto se elevan las frecuencias Schumann… ¡Pronto no lo conseguiréis más, de tantos síntomas que habrán! Ahora, os digo; no seáis tan atentos a lo que desaparece, al instrumento de limpieza. Pues es como cuando limpias vuestra habitación. Así no hacéis tanto caso a la escoba o a la bayeta, Mirad más bien la limpieza que resulta de eso. ¡Es de lo que se trata, mis amigos!
 
Debéis definir la conciencia de Eternidad. Y desde este nuevo punto de vista, sois un Espíritu Libre, que vino a trabajar por la Tierra, para saborearla y hacerla fértil. ¿Entendéis el cambio de percepción? Y hacerla fructuosa, es fecundarla con la vibración del Amor divino.
 
No es más esperar a ver cuándo  llegará esto, o cuando será el momento final de la Ascensión, sin realmente movilizar vuestras fuerzas. Sin hacerlo, conserváis aún muchas capas de la personalidad.
Entonces, os pedimos de poneros manos a la obra concentrándoos en el aspecto constructivo. El aspecto destructor y de disolución está en curso gracias a los numerosos elementales y Ángeles responsables de llevarlo a cabo. En cambio, vosotros almas y Espíritus encarnados, tenéis la posibilidad de establecer el puente constructivo longitudinal de las nuevas Frecuencias Cristalinas que serán instaladas en lo sucesivo.
 
Por consiguiente, desde el Cónclave de los Melchizedech, del cual recibiréis numerosas visitas, os animamos a incorporaros en el cuerpo de Eternidad; lo que os permite ser Espíritus libres, y de flamear con el Fuego de Verdad, que integra aquí toda dimensión, y el Absoluto que ya sois.
 
Estáis presentes aquí sobre la Tierra, para un momento muy específico y preciso, con el fin de concluir la Gran Obra de espiritualización de la Madre Gaïa, y de la llegada del Reino de los Cielos y de su Justicia.
 
En eso, trabajé durante toda mi vida. Y hoy, sois numerosos, sois una multitud que pasan por esta preparación. Cuando un hermano o una hermana no aguanta más, el otro(a) lo sostiene, y ésta es la fuerza del Colectivo; del despertar colectivo de la Conciencia Crística.
 
Así que, anclad la Luz, anclad el pensamiento luminoso de vuestra Corona de las 12 Estrellas hasta los pies. No olvidéis que algunos de los Melchisédech, como por ejemplo «Philippe de Lyon». Si veis una de sus fotos, lo veréis cómo una roca, muy poderosa y al mismo tiempo totalmente ligada al Cielo, con la Corona despierta; porque su pensamiento era pura Luz, viniendo desde las raíces y materializándose.
 
Es también lo que pedimos, puesto que hay algunas dificultades en hacer bajar la Luz de la cabeza al Corazón, y aún más del Corazón hasta los pies.
 
Esta nueva fase necesita un punto de anclaje del pensamiento luminoso, con el fin de materializar y establecer la red de conciencias cristalinas y Crísticas, aquí sobre la Tierra.
 
¡Venid, nos tomaremos un momento para acoger el Cónclave de los 24 Melchizedech. ¡Por si algunos ya nos habían jubilado, así como habían jubilado a los hermanos de la Intra-Tierra, sabed que todos estamos muy ocupados en estos momentos cada vez más interesantes, de la Ascensión y de la Liberación de la Madre Gaïa!
 
…Acojamos…
 
Venid aprovechemos, y como sabéis, de los 24 Ancianos somos 6 para cada elemento.
 
Construimos el Éter desde el punto ER de la cabeza, pasando por el punto ER del pecho hasta la base del Sacro, y hasta los pies…
 
¡Qué maravilla, cómo! Sabed que muchos ya están en el umbral de entrada del cuerpo de Eternidad, sin resto alguno de temor, ni de duda de la personalidad.
 
Muy bien, entonces os deseo lo mejor en este principio de temporada, después de estos meses pasados, de verano o de invierno según el hemisferio. Seguimos y continuaremos, como dije, con una densa presencia del Espíritu Mikaëlico, de los Arcángeles y de los Ancianos.
 
Tendremos pronto la visita de la Madre divina, de Eloha María, y que seguramente aportará algunas sorpresas.
 
A través de este sitio, proporcionaremos toda suerte de oraciones, cantos y movimientos, para que estéis siempre más en la fluidez de la armonía, tanto adentro como afuera, asegurando que el Espíritu Mikaëlico construya su residencia en vosotros, y os convierta en la Roca del Cristo.
 
¡Entonces muchas gracias queridos hermanos! Nos encontraremos regularmente, yo mismo vendré a hablaros un rato, y daros con mi varita mágica, porque aunque no lo creáis, todavía la guardo en forma etérica. ¡Aquella que visteis en muchas de mis fotos!
 
Recibid todo el Amor, todo el calor y la estima del Cónclave de los Melquisedec.
 
Os dejamos con el Espíritu Mikaëlico.
 
¡¡Hasta pronto queridos hermanos y hermanas!
 
 
El ESPÍRITU MIKAËLICO
 
El Espíritu Mikaelico, se presenta a vosotros, hijos e hijas del Trono, hijos y hijas de la Fuente.
 
Somos un innumerable grupo de conciencias, que se extiende al infinito en todos los Universos, en todas las Creaciones, dimensiones y mundos.
 
Os garantizamos la presencia de la Luz auténtica, la presencia del Amor divino, la presencia de la Verdad absoluta en cada parcela de la Creación.
 
Todos los Universos, y todas las manifestaciones múltiples son el Fruto y el Hijo del Amor Absoluto, de la Fuente Suprema de las Aguas Primordiales. Por consiguiente, no separéis al Padre del Hijo, no separéis el Padre de la Madre. Esto es una premisa a respetar absolutamente, para establecer la Unidad eterna en el centro de vuestro Corazón.
 
Nos centramos y dirigimos a todos los hijos e hijas del Hombre, a todos los hijos e hijas de la Tierra, despiertos en su Eternidad y también a aquellos que ahora comienzan el proceso de Regreso al Padre, en cualquier nivel que sea.
 
Nos centramos y dirigimos a esta esfera planetaria, para establecer la Justicia Divina, allí donde hubo desorden, abuso y manipulación; para establecer la Verdad Divina, allí donde hubo engaño.
 
Llegó la hora del Espíritu Mikaëlico. Es el momento preciso porque nuestro Espíritu se manifiesta en su integridad, con toda la Fuerza, toda la Potencia y toda la Rectitud que implica la dulzura del Amor divino.
 
Nuestra responsabilidad es de establecer en esta esfera planetaria los parámetros apropiados, y las estructuras geométricas que permiten la instalación de la Verdad Última.
 
Nuestra llegada es ahora irrevocable. La presión que comenzaremos a ejercer sobre la esfera planetaria que llamamos Tierra o Madre Gaia, implica una transformación por el Fuego de la Verdad cada vez más intensa, y cada vez más alta en frecuencia. Así, cómo los signos en el Cielo, los meteoritos y diversos elementos, aumentan su presión en la atmósfera, aportaremos la presión Mikaëlica hasta vuestras estructuras materiales, incluso las sutiles.
 
En un primer tiempo, podríais sentiros descentrados, desorientados, sin encontrar una referencia estable. De este modo, los parámetros emocionales y mentales alimentados por vuestra personalidad y el alma-material, serán estremecidos y reconstruidos desde la base.
 
Es nuestra función, con el fin de establecer en cada uno, la Torre del Fuego Celestial. Para que la espada del Verbo divino se despierte en cada boca y fecunde el Éter de esta esfera planetaria.
 
Nuestras intervenciones serán periódicas en el curso de estos próximos tiempos; serán breves y concisas.
 
Somos el Espíritu Mikaëlico, tal como vosotros sois el Espíritu Mikaëlico.
 
Os dejamos en el Fuego de la Verdad.
 
Transmitido por Silah Pere Sicart
Traducción Pierre Díaz

Los comentarios están cerrados.