Hoy os entregaré una clave de armonización por vuestros tres corazones …

Estándar

ELORION – 06/16/2021

Hijos del Sol, Hijos de la Tierra, yo soy Elorion, Señor y Guardián de la Luz de la constelación de Orión. Recibe mi fuego y mi presencia en su corazón para participar juntos en este instante de reencuentro y comunión con tu memoria galáctica.

En mi trayectoria he ayudado a formar y expandir la Escuela Original de Melquisedec, que se encuentra en el cinturón de Orión, a la estrella Mintaka.

Quedamos unos instantes de silencio para armonizarnos en este río de Luz proveniente del portal de Orión; reactivando su memoria, acelerando la frecuencia de sus células con los nuevos rayos luminosos de color amatista, rosa y oro irisados.

Hoy os entregaré una clave de armonización por vuestros tres corazones y os situaré en el contexto actual que está viviendo ahora en la Madre Gaia.

Primeramente os hablaré del Átomo Germen o Átomo Primordial, que reside en el fondo de su corazón físico, en resonancia con el Átomo Germen del cuerpo Solar. En este átomo, todo el potencial de la creación se concentra en vosotros; esta es la joya que te revela más allá de lo que conoce como vosotros mismos, más allá de toda expectativa y pensamiento preconcebido. El Átomo Germen es la fuente que pide ahora ser descubierta, capa a capa, hasta que pueda manar e irradiar con total libertad.

El Átomo Primordial necesita la armonía del corazón físico, del corazón espiritual y del corazón divino, transportados simultáneamente a la corona de la cabeza, para poder desplegar. El corazón físico necesita la buena dosis de oxígeno y ejercicio, de alegría y sentimientos de apertura para funcionar correctamente.

En estos momentos, el corazón de la humanidad dormida está enterrado en las profundidades venenosas de los intestinos; es desde allí donde se hace posible y desarrolla el estado de encarcelamiento de la conciencia vivido por una gran parte de la humanidad. El ejercicio físico proporcionado, los movimientos lentos y armoniosos, la dinámica del día a día y la presencia de su fuerza de Espíritu encarnada, liberan el corazón y la respiración, permitiendo la evacuación y limpieza de todos los vasos sanguíneos. En la sangre se inscribe su fuerza dealma y cualquier alteración en ella implica directamente una modificación de la expresión de su Ser Solar en este cuerpo.

El corazón espiritual se libera a medida que deje atrás las etapas del alma dual, del alma que se refleja con sus propios espejismos. A medida que te abra al amor incondicional, el desinterés, la rectitud y os alinee en el centro de su pecho ya lo largo de la columna, asegúrese la expresión del Amor Cristalino. El corazón divino es desde siempre el diamante puro y perfecto que se manifestará a medida que se libere el corazón espiritual; el corazón espiritual se liberará a medida que libere el corazón físico, condicionado por los aspectos del alma luciferina y abismal que limitan considerablemente su latido natural.

De esta manera, se le revela uno de los sentidos internos y escondidos de uno de los símbolos que se han dado a conocer como pertenecientes a la Orden de Melquisedec; os hablo del punto central rodeado por tres círculos concéntricos. El punto central es el Átomo Primordial; el primer círculo es el corazón físico; el segundo círculo es el corazón espiritual; el tercer círculo es el corazón divino. La armonización de los tres corazones permitirá así el despliegue del Átomo Primordial y su resonancia en todas las células cuánticas de vuestros cuerpos tanto físicos como sutiles.

Recuerde todos los que estás en el proceso de Ascensión, que de la Luz en la materia sólo hay una diferencia de velocidad frecuencial. Todo es uno, y así, de manera unitaria, fusionan los diversos cuerpos que le pertenecen desde los más densos hasta los más sutiles.

Recibe unos instantes este patrón en su pecho, para iniciar, si es su camino, en

su estado aquí y ahora, la armonización de los tres corazones con el Átomo Primordial.

Acoged mientras se despliega a partir del centro del pecho una corriente dorado y rosado por todo el cuerpo …

Su presencia en la Madre Gaia es importante. Guarde la serenidad, la rectitud, la paciencia y la armonía dentro de usted. Ustedes han pedido estar presentes en estos momentos. No escucha las voces que le alejan de la encarnación, que infravaloran su estado físico o que te llevan a aceptar una vida anárquica y sin luz para impedir la plena resurrección, para impedir la plena fusión del cuerpo Solar con el cuerpo físico.

Las fuerzas involutivas juegan ahora sus cartas de manera abierta como todos habéis podido observar. Así como se ha producido en otros momentos históricos de esta galaxia, la logia negra busca frenar la liberación y la expansión de las conciencias. En el momento en multitud de seres crística pueden despertar, las fuerzas involutivas desarrollan sus planes a través de la tecnología, de la falsa medicina y la vacunación, a fin de volver a limitar el desarrollo del ADN Original que insisto, es su derecho y es la clave para reconectar con todos sus aspectos multidimensionales.

Sepa decir no. En el no hay toda la fuerza de su firmeza y de su Divinidad. Sepa decir no a todas las propuestas de las fuerzas involutivas; eres libre de hacerlo y no debe dar ninguna explicación ni argumento a nadie. Las fuerzas involutivas buscan mantener el estatus quo de dominación, de poder y esclavitud, bloqueando toda tentativa de apertura. Así es como han conseguido desviar y apagar algunos de los focos de Luz que se estaban expandiendo y tocaban muchas conciencias en la superficie de la Madre Gaia.

Por lo tanto, le pedimos una gran vigilancia en su corazón, en su interior, con el fin de mantener en todo momento la calma, la serenidad, la ecuanimidad, la claridad y la armonía en su corazón, pase lo que pase . El Plan de la Madre Gaia se realizará en toda plenitud y nada podrá alterar, en definitiva, el destino de esta joya planetaria. Sin embargo, las maniobras actuales de las fuerzas involutivas pueden frenar y alterar el camino de las almas individuales, si estas se abandonan momentáneamente a las fuerzas del olvido.

Las enseñanzas que han adoptado las ideas de la no evolución, de lo absurdo de la creación, han sido truncados y alterados por las fuerzas involutivas, que tratarán una y otra de invertir y ensuciar las fuerzas de la Luz. Si la inmovilidad es la expresión genuina del Absoluto, la creación todo tiene un ritmo, todo tiene un movimiento, una cadencia y una evolución natural, para hacer crecer y combinar de nuevas maneras la esencia misma de la vida.

Hoy pues os aporto una clave de armonización para abrir todo su potencial Divino, y se pone en guardia ante las fuerzas de la oscuridad, de las fuerzas involutivas que parecen desplegar sin impedimento sus maniobras. Sin embargo, puede respirar tranquilos, ya que sabemos que antes de la manifestación exterior de la victoria de la Luz, parecerá que los Hijos de los Elohim, que los Hijos del Sol y las Semillas de Estrellas pierden la fuerza y ​​el coraje. La Luz siempre ha sido, es y estará en la Victoria, omnipresente y contenta en sí misma.

Entre pues lo más profundo de su corazón para desplegar el Árbol de la Vida que es su potencial universal.

Acoged unos instantes la Llama de Orión que os aporto y el Torrente de Luz

que se derrama a través del portal de Orión.

Si se decide y afirmáis interiormente su compromiso con la Ascensión, todo se pondrá en orden y se alineará para vivir lo que tenga que vivir. Así saldréis de la falsa libertad del libre albedrío y entraréis en la Acción de Gracia, en la acción de la Voluntad Divina.

Toda la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres es a su lado para hacer renacer el femenino sagrado en todos vosotros, para armonizar de nuevo la polaridad masculina y femenina.

Recuerde que la historia que vive a la Madre Gaia es la culminación de un gran olvido y una agresión al principio femenino y receptivo que ha tenido lugar en otros lugares de esta galaxia.

Sea pues la receptividad, la dulzura, la compasión, la empatía y la donación; recibiendo de igual manera todos los códigos de la Madre Divina, de Isis, la Reina del Cielos, la madre de esta humanidad.

Yo soy Elorion, Señor y Guardián de la Luz de la constelación de Orión.

Recibe mi saludo, así como la de los hermanos Melquisedec trabajando a escala galáctica. Sabéis que la estructura de los 24 Melquisedec se divide fractalment en múltiples unidades de 24 para actuar especialmente en diferentes planetas y sistemas estelares. Así, doy las gracias al Comandante Omraam Mikhaël Aïvanhov y el portal del Corazón del Fuego Blanco para acoger y transmitir mi radiación.

Yo soy Elorion y os rebosante del Agua Divina y el Fuego Divino haciendo nacer el Hijo del Sol en su pecho.

Transmitido por Silah Pere Sicart