El ave fénix se levanta.

Estándar

Isabel G. García: El ave fénix se levanta.

Holger Henne / Zadquiel 0

Hemos sido invitados a encarnar en un mundo donde se producirá una gran transformación.
Estamos en un lugar de evolución planetaria donde las ilusiones del miedo y la separación son nuestros maestros más fuertes.

Somos necesarios como talentos y dones para actuar como emisarios aquí, elevando y transformando las frecuencias del planeta Tierra simplemente anclando y encarnando la presencia del amor en este lugar.
Somos los creadores de una nueva realidad, la realidad de la Octava Dorada.

Somos navegantes del corazón, capaces de despertar la conciencia y alinear el corazón con amor puro y servicio en la compasión. Como caminantes del sol, como portadores de la antorcha, ya hemos demostrado que podemos sostener una gran luz. 

Enviamos ondas de amor sanador a través de todos los cuerpos ilusorios y receptivos de Gaia. A medida que emergemos en estos momentos, nuestra realidad actual despierta y empodera a otros. Usando las herramientas de la risa, el canto, la danza, el humor, la alegría, la verdad y el amor, creamos esta poderosa ola de transformación que también transformará las limitaciones del antiguo mito de la dualidad y la separación y la maravilla de la unidad y la paz en la tierra.

Como guerreros del arcoíris, seres de luz de las alianzas, federaciones y consejos galácticos. Como antiguos caminantes del cielo que se remodelan en estos momentos, nos encontramos en la belleza y el poder de nuestra verdadera identidad, como un regalo de amor a Gaia.

Dejemos todas las dudas a un lado. Somos los hijos divinos del sol, iremos donde el corazón nos lleve a compartir los dones de la luz, rodeados de la magia de la luz.
El milagro se manifestará en la tierra.

Isabel García García

Puntos de luz (Puntos de luz)

Un comentario